11 ago 2020
Referencia

Los estadios se decantan por la tecnología de Quercus Technologies para controlar los vehículos que acceden a sus aparcamientos

El ocio y el entretenimiento son fundamentales en nuestra era: todo el mundo acude a un estadio a ver un partido o para disfrutar de un concierto desde la gradería, aprovechando la acústica del espacio. Ahora bien, ¿a quién no le gustaría evitar las aglomeraciones que se forman no solamente en las entradas de la vía pública, sino en las de los aparcamientos? Y la situación se agrava cuando salimos del evento, ese momento en que todos los vehículos se juntan en las salidas para volver a casa.

Si bien nadie tiene la fórmula secreta para evitar dichas aglomeraciones, sí que es cierto que cuanto más inteligente es el parking, mayor es la fluidez de los coches en su interior y, por lo tanto, menor es el tiempo invertido para acceder, salir o recorrer las instalaciones en búsqueda de una plaza o tratando de encontrar la salida. La automatización de las barreras, la lectura de matrículas y la opción ticketless que ofrecen cámaras como las de Quercus Technologies facilitan este complicado escenario que, en ocasiones, puede acabar haciendo que los usuarios no usen nuestro aparcamiento.

 

Quercus Technologies en los estadios deportivos

El Estadio Municipal de Riazor, en A Coruña, es el estadio que más recientemente ha incorporado seis cámaras SmartLPR Access en su aparcamiento, Orzán Riazor. De esta manera, los clientes pueden obtener la información de su matrícula impresa en el tique en las entradas del aparcamiento y se les puede aplicar automáticamente el descuento correspondiente a los abonados del parking, ya que el aparcamiento utiliza vales de descuento por tiempo o por dinero, y también abonos por estancias en hoteles cercanos.

Otros estadios, referencias mundiales del deporte, tienen en sus aparcamientos nuestras unidades de control de acceso y lectura de matrículas. Es el caso del estadio ruso Otkritie Arena o el brasileño Allianz Parque.